viernes, 23 de abril de 2010

San Jorge

En la Tierra que nací, es costumbre éste día, regalar a la enamorada una rosa roja; ella debe corresponder el gesto de su caballero regalándole un libro.
Es una tradición muy bonita que siempre me ha gustado, ¿que mejor exaltación del amor que las primeras flores de la Primavera y los escritos para compartir sueños y emociones?.

Dejo aquí un poema de Jaufré Rudel, escrito en lengua de Oc en el siglo XII y seguramente recitado en éste castillo,de Puivert, donde tantas veces Leonor de Aquitania reunió a sus trovadores.



I. Lanqand li jorn son lonc en mai
m'es bels douz chans d'auzels de loing,
e qand me sui partitz de lai
remembra'm d'un amor de loing.
Vauc, de talan embroncs e clis,
si que chans ni flors d'albespis
no'm platz plus que l'iverns gelatz.

II. Ja mais d'amor no'm gauzirai
si no'm gau d'est'amor de loing,
que gensor ni meillor non sai
vas muilla part, ni pres ni loing.
Tant es sos pretz verai e fis
que lai el renc dels sarrazis
fos eu, per lieis, chaitius clamatz!

III. Iratz e gauzens m'en partrai
qan veirai cest'amor de loing,
mas non sai coras la'm veirai
car trop son nostras terras loing.
Assatz i a portz e camis!
E, per aisso, non sui devis...
Mas tot sia cum a Dieu platz!

IV. Be'm parra jois qan li qerrai
per amor Dieu, l'amor de loing;
e, s'a lieis plai, albergarai
pres de lieis, si be'm sui de loing!
Adoncs parra'l parlamens fis
qand, drutz loindas, er tan vezis
c'ab bels digz jauzirai solatz.

V. Ben tenc lo Seignor per verai
per q'ieu veirai l'amor de loing;
mas, per un ben que m'en eschai,
n'ai dos mals, car tant m'es de loing...
Ai! car me fos lai peleris
si que mos fustz e mos tapis
fos pelz sieus bels huoills remiratz!

VI. Dieus, qe fetz tot qant ve ni vai
e fermet cest'amor de loing,
me don poder, qe'l cor eu n'ai,
q'en breu veia l'amor de loing,
veraiamen, en locs aizis,
si qe la cambra e'l jardis
mi resembles totz temps palatz!

VII. Ver ditz qui m'apella lechai
ni desiran d'amor de loing,
car muills autre jois tant no'm plai
cum jauzimens d'amor de loing.
Mas so q'eu vuoill m'es tant ahis
q'enaissi'm fadet mos pairis
q'ieu ames e non fos amatz!

VIII. Mas so q'ieu vuoill m'es tant ahis!
Totz sia mauditz lo pairis
qe'm fadet q'ieu non fos amatz!


Traducción al Castellano

I. En mayo, cuando los días son más largos,
me place el dulce canto de los pájaros a lo lejos,
más cuando me separo de allí,
me acuerdo de un amor lejano.
Apesadumbrado y agobiado de deseo
ni el canto de los pájaros ni la flor de blancoespino
me placen más que el invierno helado.

II. Nunca más gozaré del amor
si no gozo de este amor lejano,
pues no conozco en ninguna parte,
ni cerca ni lejos, ninguno más gentil ni mejor.
Su mérito es tan verdadero y tan puro
que ojalá allí en el reino sarraceno
me encontrase cautivo por ella.

III. Triste y alegre me separaré
cuando vea este amor lejano,
pero no sé cuándo lo veré,
pues demasiado lejos están nuestras tierras.
¡Hay demasiados puertos y caminos!
Y por esto no soy adivino...
¡Pero sea como Dios quiera!

IV. El gozo sobrevendrá cuando le pida
por amor de Dios a mi amor lejano;
y si le place me albergaré
cerca de ella, aunque soy de lejos.
Entonces vendrá la conversación agradable
cuando, amante lejano, esté tan próximo
que goce con hermosas palabras de su solaz.

V. Bien tengo por veraz al Señor,
gracias a quien veré a mi amor lejano;
pero por un bien que me corresponda
tengo dos males, pues está tan lejos...
¡Ay! ¡Ojalá fuera allí peregrino
y así mi báculo y mi manto
fueran contemplados por sus hermosos ojos!

VI. Dios, que hizo todo cuanto va y viene
y sostuvo este amor de lejos,
me dé poder; que ánimo ya tengo;
para en breve ver a mi amor lejano,
de veras, en lugar propicio,
de modo que cámara y jardín
me parezcan siempre palacio.

VII. Dice verdad quien me llama ávido
y ansioso por mi amor lejano,
pues no hay otro placer que tanto me alegre
como el gozo del amor de lejos.
Pero lo que quiero me está tan vedado
porque me hechizó mi padrino
y así amo sin ser amado.

VIII. ¡Pero lo que quiero me está tan vedado!...
¡Maldito el padrino que me hechizó
para que no fuera amado!





martes, 20 de abril de 2010

Primavera


Huele a azahar, a Mar, huele a Primavera!. Joder, parezco un puto anuncio del Corte Inglés...

Gilipolleces aparte, me gusta ésta época del año en que las plantas echan de nuevo flores y les brotan las hojas, me gusta ver como ya empezamos a ponernos manga corta, me gusta ver lo azul que está el cielo, los pájaros, sobre todo las descaradas golondrinas que regresan tras su éxodo invernal.

No se, un nuevo optimismo, como un nuevo empezar de las cosas que siguen su curso.

¿Restauración?

Santa Eulalia de Abamia, Asturias
(Foto izquierda, estado actual de la iglesia tras su 'restauración' y estucado. Foto derecha, imagen de la iglesia en Julio 2008. Cierto que necesitaba una restauración, pero no lo que le han hecho).


San Adriano de Tuñón, Asturias
(Foto izquierda, restauración actual, Abril 2010; en la foto derecha, estado de la iglesia en Julio 2008, falta de una restauración si, pero mucho mejor sin el horrendo estucado).


No puedo por menos que subir éstas fotos, son de lugares mágicos, sitios a los que he ido y a los que siempre me gusta volver, rincones en los que la Naturaleza, ha propiciado, que se construyesen en sus alrededores piezas únicas del románico astur.


En éste caso le ha tocado a Asturias, pero estoy segura, que por desgracia, y ‘gracias’ a los responsables que tenemos para cuidar nuestro magnífico patrimonio, cosas como las de las fotos que publico, son más que habituales en todo el territorio español, porque es en España donde más abundan éste tipo de atentados culturales, donde los políticos, para llenarse los bolsillos o simplemente para dejar más constancia si cabe de su estupidez, conceden éste tipo de obras a gente que no tiene ni idea de lo que es conservar o restaurar, gente que solo pretende colgarse medallas a costa de destrozar obras de arte, y no solo eso, lo peor es que además lo hacen destruyendo en mayor o menor medida el legado ecológico que las rodea, (en Abamia, por poner un ejemplo relativo a las fotografías, se han cortado varias raíces de los Tejos milenarios, dañándolos de éste modo seriamente, para confeccionar un camino enlosado desde el cual ‘admirar’ la aberración de lo que ellos llaman restauración).

En fin, una imagen vale más que mil palabras, y me gustaría, no tener que volver a ver ni publicar nunca más algo así, pero se, que por desgracia, éste tipo de cosas no van a ser las últimas.