domingo, 23 de mayo de 2010

lunes, 17 de mayo de 2010

Hoy ha sido un día estupendo!

En primer lugar, hemos resuelto de una vez por todas el problema que teníamos con ‘el vecino’; cierto que ha sido mediante un juicio pero al menos ya podemos decir tranquilos que se acabo, (aunque para él sí que se ha acabado y además de verdad).

Pero lo mejor de todo no ha sido eso, lo mejor ha sido el encuentro fortuito que hemos tenido con la que, a partir de ahora, espero poder considerar como una de mis mejores amigas.

Hacía ya bastante tiempo que manteníamos contacto, bien mediante llamadas telefónicas, -por su parte, debo decir que yo la he llamado poco o mejor dicho, nunca-, bien por mensajitos sms, en los que yo, lo confieso, también he sido muy parca.

El encuentro como digo ha sido casual, pero no por ello menos entrañable, lleno de buen gusto y cortesía, se nota que mi amiga tiene mucha clase, ¡y qué decir de su acompañante!, un derroche de educación y buenas maneras, tanto, que me ha parecido que incluso de la alegría que le ha dado verme, ¡se ha puesto a vitorearme a grito pelado!.

Espero que a partir de ahora, nuestros encuentros sean siempre tan gratos como el de hoy, porque, me consta que van a ser frecuentes, quizá incluso más, de lo que le gustaría a mí nueva amiga.

Se, que no podré ponerme nunca a su nivel, Dios o el Diablo me libren!.


jueves, 13 de mayo de 2010

Lástima

El sentimiento más bajo que me puede inspirar una persona es lástima.