martes, 21 de junio de 2011

Midsummer, Solsticio


Gira la Rueda, ofreciéndonos un verano más; disfrutadlo aquellos que lo merecéis  Echad de menos, a aquellos que amasteis y ya no están. Celebrad con el fuego la renovación y el cambio, dejando atrás lo inservible.

jueves, 9 de junio de 2011

Vaqueiros de Alzada, mis ancestros

Mis bisabuelos

Nómadas por excelencia. Estos hombres, mujeres y niños -que subían durante el verano a las brañas ubicadas en las cimas más altas en busca del mejor pasto para sus reses y en invierno bajaban hasta los prados más cercanos a la costa- fueron creando un mágico e insólito mundo paralelo de creencias, buscando respuestas en lo sobrenatural ante la falta de explicaciones ante determinados fenómenos que vivían y observaban.

Seguir leyendo en la página de Francisco Contreras Gil, Periodista

Más información

Castellón. Milagros, espiritismo, endemoniados y exorcismos


Poca gente sabe que hasta un pequeño santuario, horadado en la roca viva de las montañas del maestrazgo castellonense, acudían cada mes de septiembre miles de personas en busca de desesperado auxilio. Durante treinta días, amparados en la oscuridad de la angosta sima que hace las veces de eremitorio, comandados por las brujas caspolinas y al ritmo de cantos ancestrales, lo imposible e inexplicable, lo divino y diabólico, lo racional e irracional cobran vida y forma. Levitaciones, comunicación con los muertos, don de lenguas, posesiones... fueron parte de las manifestaciones que rodearon a los hombres y mujeres que peregrinaba hasta la Cueva de la Balma. Y hoy, la oscura y desconcertante historia de los malignes permanece viva aún...

Seguir leyendo en la web de Francisco Contreras Gil, Periodista

Causa


Todos en algún momento de nuestra vida pensamos en lo que pudo ser de haber actuado, reaccionado o pensado de otro modo. Todos lo hacemos, sin excepción, aceptando o incluso maldiciendo el momento en que nuestro rumbo cambió debido a lo que hicimos en un momento concreto de nuestra existencia.

No sirve de nada hacerlo, porque como dicen, 'lo hecho, hecho está', pero la mente, siempre en funcionamiento, se entretiene enviándonos al subcosnciente éstos ejercícios que quiza si tengan alguna utilidad; el hecho de pensar en lo que hicimos para no repetirlo, si es que nos fué mal, o repetirlo más veces o intentar mantenerlo ahi si nos fue bien. Sea como sea, no se puede ni regresar para enmendar lo estropeado ni preveer que en un futuro lo que hagamos nos salga como esperamos.

Hay días en los que, no se el motivo, éstos pensamientos acuden a mi mente; pienso en 'y si...'
Disciplina o no, intento corregir dichos pensamientos convenciendome a mi misma, porque no hay otra y porque realmente es así, -no hay vuelta atras ni solución posible-, de que siempre es mejor haber actuado, para bien o para mal, que haberse quedado inmóvil, viendo la vida pasar ante nuestras narices como si fuese una película, conformandose con lo que nos ha tocado, sin hacer nada por cambiarlo si es que no nos gusta, ni nada por conservarlo, si es lo que realmente deseamos.

Hay decisiones que duelen y doleran siempre, otras implicaran que añoremos lo que perdimos y en otras nos sentiremos felices de haberlo hecho.

Cada una tiene su causa y todas, su consecuencia.