sábado, 31 de octubre de 2015

Samhain, Noche de Ánimas

Ésta noche recordamos a los que nos precedieron y ya no estàn, también es el principio de año en el mundo celta; es el momento en que las puerta hacia el otro mundo está abierta y los espíritus de los muerto la traspasan para volver a caminar entre nosotros. Es una fiesta en plena consonancia con la naturaleza, y es que ésta celebración celta se encuentra en un tiempo intermedio, entre el Equinoccio de Otoño y el Solsticio de Invierno, el tiempo en que la naturaleza pasa a estar dormida, esperando el nuevo renacer.

En ésta noche oscura, empieza el periodo en que la luz del Sol comienza a menguar y los días se hacen más cortos. Es tiempo para honrar a nuestros ancestros, tiempo para recordarlos y decirles todo aquello que no hemos podido decirles mientras estaban en la Tierra, también para enviar luz a las almas que están a mitad de camino y no han podido transcender.

Es tiempo para recordar que todos moriremos algún día, valorar lo que tenemos y dejar todo lo que ya no nos sirve y que no nos permite ser.

Feliz Samhain, feliz Noche de Difuntos, para todos.





He esperado, he esperado mucho tiempo
bajo la sombra oscura de torres grises
bajo la sombra oscura de torres grises

bajo la sombra oscura de torres de lluvia
me veréis esperar para siempre
me veréis esperar para siempre

Un día él volverá
por encima de los mares, por encima de los campos

Un día él volverá
por encima de los campos, por encima de los mares
volverá el viento verde
y se llevará con él mi corazón herido

Me dejaré llevar por los caminos
él volverá, cargado de salpicaduras
bajo la sombra oscura de las torres negras
con su soplido, me llevará
lejos, en la corriente, a otro país

me llevará, con su soplido
lejos, en la corriente, según su deseo

Según su deseo, lejos de este mundo
entre el mar y las estrellas

Denez Prigent